La otra cumbre

Buenos Aires aloja por estas horas a Jefes de Estado, los más gravitantes del planeta, y también a organizaciones sociales de la región y otros lados del mundo. Pero, previo y en paralelo a la cumbre de mandatarios del Grupo de los 20 (G20), una red de colectivos críticos del orden mundial desarrollan en la capital argentina la llamada Semana de acción global “Fuera G20 y FMI”. La iniciativa, que culminará mañana viernes con una movilización en repudio a la agenda de la cita multilateral en las inmediaciones del Obelisco -lejos del complejo Costa Salguero, cercado por un triple vallado militar, donde intentarán consensuar el documento final desde Vladimir Putin a Donald Trump-, contó con distintas actividades: ponencias públicas y perfomances artísticas en las universidades, concentraciones políticas en estadios de fútbol, convocatorias regionales como la debutante plataforma “América Latina mejor sin TLCs”.

 

SES América Latina habló con dos protagonistas de la citada articulación, el periodista peruano especialista en temas tributarios Carlos Bedoya -Coordinador de la red latinoamericana Latindadd (de la que Fundación SES es parte)- y el ambientalista chileno Lucio Cuenca, que integra la coalición “Chile mejor sin TLCs” para saber por qué, como han advertido en documentos públicos, la cita del G20 parece ser más una cita de negocios que una reunión para discutir las urgencias sociales de los pueblos.

 

“El G20 perdió el rumbo fijado en su foro inaugural del 2008 para intentar solucionar la crisis económica internacional. Los gobiernos ya no quieren solucionar ninguna crisis. El título de la cumbre de Buenos Aires, por ejemplo, está anclado en una palabra tan ambigua como infraestructura. Una etiqueta que busca obviar fuertes tensiones geopolíticas como la guerra comercial entre China y EE.UU., que también es una guerra monetaria”, comienza advirtiendo Bedoya.

 

A su vez, el referente de Latindadd anticipa que los Jefes de Estado reunidos en Buenos Aires seguirán sin debatir soluciones de fondo contra los paraísos fiscales, un instrumento de evasión que cobró relevancia pública con los Panamá Papers, donde precisamente varios mandatarios del G20 resultaron mencionados. “Los beneficios tributarios a las grandes compañías son parte del paquete del programa del G20. Además, creo que la cumbre de Buenos Aires viene a homogeneizar una estandarización regulatoria. Eso implica una reforma general de los Estados, una modificación de las normas contables y también de los marcos regulatorios fijados para recibir inversiones extranjeras o de la legislación de las patentes comerciales. Esa reforma estructural también implica la ejecución de un patrón fiscal más amigable para las empresas. Entonces, qué quedó de la promesa de la primera cumbre del G20 de acabar con los paraísos fiscales. Sólo el plan BEPS (contra la erosión tributaria) de la OCDE que, a pesar de impulsar el intercambio automático de información tributaria entre países y buenas prácticas de transparencia, constituye una hoja de ruta edulcorada que no apunta a cambios sustanciales en el orden fiscal global. Por eso, ahora tenemos a los paraísos fiscales vivitos y coleando, y lo mismo ocurre con la fuga de capitales y el fraude fiscal”, establece Bedoya.

 

La plataforma “Chile mejor sin TLCs” es un colectivo multiactoral integrado por cien organizaciones sociales y de la sociedad civil que inició su convergencia para criticar la adhesión del país trasandino al mega tratado aperturista conocido como TPP. Cuenca llegó a Buenos Aires para participar de la Semana de Acción Global contra el G20 y también porque su organización será parte de la ya mencionada articulación “América Latina mejor sin TLCs”.

 

“Con la iniciativa buscamos alertar sobre los tratados de libre comercio de nueva generación. Entendemos que los nuevos TLCs incorporan cláusulas que exceden las cuestiones arancelarias y que, básicamente, abren oportunidades de negocios a sectores concentrados que aún no habían tomado su parte en el mercado de telecomunicaciones u obras públicas. Áreas de la economía que todavía se mantienen bajo la órbita estatal de nuestros países. A su vez, con los TLCs de nueva generación, se fortalece la dimisión de controversias entre inversiones externas y los Estados en tribunales cooptados por el sector privado. De esa manera, nuestros países al suscribir esos acuerdos le ponen un candado a los derechos sociales porque un fortalecimiento del Estado es visto por las inversiones externas como una plaza con mal clima de negocios”, justifica Cuenca la convergencia regional contra el aperturismo a favor de las corporaciones.

 

Pero, recapitulando, SES América Latina le preguntó a Cuenca por qué es necesario, para él y su colectivo, articular espacios de discusión y acción por afuera de los espacios institucionales del G20. “Eventos como el G20 están en función de consolidar y darle estabilidad a un modelo neoliberal global en crisis. Digo en crisis porque no otorga margenes de rentabilidad, incluso, a las grandes corporaciones. Básicamente, la cumbre de Buenos Aires va a consensuar un horizonte en torno a la protección de inversiones mediante instrumentos de política estatal. Voy a dar un ejemplo más local si se quiere para visibilizar la estrechez cada vez más cercana entre gobiernos y mercados. Ahora, Chile y Argentina buscan reformar el tratado minero conjunto que permitió en su momento la instalación de la multinacional Barrick Gold en la frontera común. Ese acuerdo, que ya era beneficioso para la compañía, incorporará entonces nuevos beneficios tributarios para el holding canadiense”, opina Cuenca.

 

Por último, el ambientalista chileno concluye que: “El modelo minero chileno- argentino es la matriz de negocios que pretende consolidar el G20. Latinoamérica es para los países ricos una bodega de materias primas y recursos naturales. Somos el lugar del mundo que se disputan las grandes transnacionales para acceder a nuestros minerales, alimentación y distintos recursos estratégicos que los actores globales observan, simplemente, como materias primas para alimentar sus economías al más bajo costo posible”

 


 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

?Quién paga la crisis del Covid-19¿

June 3, 2020

1/8
Please reload

Entradas recientes

April 16, 2020

Please reload

Archivo
Please reload

Seguinos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • YouTube Social  Icon

FUNDACIÓN SES | PROGRAMA DE INTEGRACIÓN REGIONAL Y FINANCIAMIENTO PARA EL DESARROLLO

Coordinador: adrianfalco@fundses.org.ar

San Martín 575 6 A | Ciudad Autónoma de Buenos Aires (1004) | República Argentina 

+54 11 5368- 8370/8371/8372