Las offshore, un arma de fuego.


Comprar un arma no es un delito en sí mismo; jalar del gatillo para matar a alguien, sí lo es. Tener cuentas o empresas en centros financieros offshore no es un delito, utilizar esas guaridas fiscales para evadir o eludir impuestos, o en pos de esconder dinero a los fiscos públicos, sí lo es. Es decir, en ambas acciones, adquirir un revólver o abrir una empresa en una jurisdicción tributaria opaca, resulta inocua cualquier tipo de argumentación a favor de ellas, porque lo central es que nada bueno saldrá de allí.


Increíblemente, en un mundo en donde más de 700 millones de personas viven en condiciones de extrema pobreza -casi el 10 por ciento de la población total mundial-, en donde más de 260 millones de niñxs y adolescentes no tienen acceso a la educación, el mismo sistema mundial donde los centros offshore provocan a los países perdidas en concepto de impuestos por 190 mil millones de dólares al año, estamos discutiendo si la ley ampara o no la creación de empresas o cuentas en jurisdicciones de baja o nula tributación.


Según marcan los centros de estudios especializados en el mundo existen cerca de 73 guaridas fiscales. Sin embargo, el gobierno argentino no utiliza esa expresión: ni paraísos ni guaridas fiscales, Cambiemos prefiere usar un término en sintonía con el lenguaje de la “OCDE”. El gobierno argentino nombra a las 73 guaridas fiscales como jurisdicciones no cooperantes.


Claro, esa sanción es fácilmente sorteable con la firma de un convenio de intercambio de información entre jurisdicciones. Para la Argentina, por ejemplo, las Islas Vírgenes Británicas, parte de la reconocida red de jurisdicciones opacas integrantes del Commonwealth, no es una guarida fiscal. De esa manera, para la OCDE -el club que agrupa a los países ricos y más desarrollados dentro de Naciones Unidas- la sola promesa de intercambiar información tributaria es suficiente para sacar de la lista negra de paraísos fiscales a una administración gubernamental.


Usualmente, las guaridas fiscales ofrecen a los grandes actores financieros lo que se conoce bajo el eufemismo de “alternativas de inversión”. Concretamente, las zonas offshore ganan lugar en el mercado porque son garantes de secreto. Un bien preciado para los poseedores de flujos de capital ilícitos.


En esas jurisdicciones, nombres de fantasía como Noctua o Kagemusha, aparecen como los titulares de las sociedades de inversión. Podríamos decir que la identidad en esos flujos financieros es, tal como sucede en la tira de superhéroes, secreta.


A modo de conclusión, las guaridas fiscales o zonas financieras opacas logran atraer un caudal de inversión llamativo, que no se condice con su capacidad productiva, industrial o de servicios. Las Islas Caimán, por ejemplo, atraen siete veces más de inversión que Brasil, y tres veces más que China, según la plataforma global Oxfam.

Otro actor central que favorece el funcionamiento de las offshore es la banca global. Los grandes bancos poseen oficinas, unidades administrativas internas que muchas veces no son registradas ante las autoridades públicas, para atender allí a una clientela muy particular que busca, como veníamos marcando, opacidad para esconder su riqueza extramuros, fuera del país, en un nicho offshore.


Por último, vale recordar que, a nivel mundial, las denominadas “Big Four” (los estudios Deloitte, Ernest and Young, KPMG y PwC), tejen la ingeniería contable y legal necesaria para que el movimiento de dinero a las guaridas fiscales no genere alarmas en los organismos de control. Esas unidades profesionales facilitan el establecimiento de un mundo financiero en las sombras y proyectan las rutas “ciegas” por donde el dinero se mueve sin ser detectado.


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Seguinos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • YouTube Social  Icon

FUNDACIÓN SES | PROGRAMA DE INTEGRACIÓN REGIONAL Y FINANCIAMIENTO PARA EL DESARROLLO

Coordinador: adrianfalco@fundses.org.ar

San Martín 575 6 A | Ciudad Autónoma de Buenos Aires (1004) | República Argentina 

+54 11 5368- 8370/8371/8372