"En el país offshore no existe la grieta"


Mauricio Macri y Leonel Messi tienen algo en común. No los une el trabajo, y menos su filiación futbolera. El dirigente político más poderoso de Argentina y el argentino más famoso en el mundo coinciden en utilizar la ingeniería contable asentada en Panamá para eludir impuestos. No solo ellos, la casta empresarial argentina, de cualquier rubro, utiliza la misma ruta de evasión. Tomás Lukin, uno de los periodistas económicos más brillantes de Argentina, junto al experto Santiago O’ Donnell, ambos del matutino Página 12, acaban de publicar un libro que promete desvelar a más de un poderoso argentino: “ArgenPapers- Los secretos de la Argentina offshore”.


A horas de que el libro comience a venderse como pan caliente en las librerías de Buenos Aires, Lukin recibe a SES América Latina en la antesala de la redacción del diario donde trabaja para hablar de los detalles de una investigación clave para entender cómo funciona el esquema de lavado de dinero y fuga de capitales en Argentina.


-Si tu libro fuera una tesis universitaria, ¿cómo describirías tu hipótesis de investigación? En ese sentido, ¿Pudieron comprobar la idea inicial que los impulsó a encarar ArgenPapers?


-A ver, nosotros no partimos de una hoja en blanco en lo que respecta al estudio de los flujos financieros ilícitos. Desde la academia o el periodismo de investigación se viene recalcando que en el actual momento del capitalismo, donde el sector financiero es hegemónico, los actores económicos concentrados utilizan la fuga de capitales y el lavado de dinero como una práctica habitual. Podrán figurar, o no, en sus hojas de ruta contables, pero las grandes corporaciones recurren a los mecanismos de elusión y evasión fiscal para maximizar sus ganancias. Todos los bancos, las grandes petroleras o los holdings no esconden los dólares bajo el colchón, si no en los mal llamados paraísos fiscales.


Recapitulando, con Santiago (O’Donell) fuimos comprobando durante nuestro trabajo que el común denominador de las fortunas argentinas con activos ocultos en cuentas offshore de Panamá era que su origen empresarial o, incluso, su adherencia política, recorría transversalmente a todos los estamentos de la élite criolla.


-Entonces, ¿No hay grietas en la Argentina offshore?


-No, por supuesto. Ahí volvemos al punto anterior: la fuga de capitales y el lavado de dinero es un patrón de comportamiento en la cúpula empresarial argentina. ¿Qué nombres encontramos involucrados en los archivos del estudio Mossack Fonseca? Héctor Magnetto, Lázaro Báez, Francisco De Narváez, también surgen los Pérez Compac, o los millonarios extranjeros dueños de miles de hectáreas en el país como Joseph Lewis y, por supuesto, emergen los Macri: Franco, Mauricio, Jorge. CEOs mediáticos y contratistas del Estado. Ahí tenemos a un panel completo de la crema empresaria local: muchos fueron acérrimos opositores del gobierno anterior, otros todo lo contrario. No hay grietas en el mundo offshore.


-Ya que mencionas al Jefe de Estado, Macri negó con argumentos desaprensivos su involucramiento con la ruta offshore. Es decir, según nuestro presidente, él nunca se apercibió de esos movimientos y, en paralelo, los describió como pasos económicos intrascendentes. ¿Es así?


-Aclaración, en la base de datos conocida como Papeles de Panamá el vínculo de Mauricio Macri con la guarida fiscal queda comprobado pero deja muchos cabos sueltos. Solo aparece, efectivamente, la constitución de una sociedad de bajo volumen operacional. Pero, sí pudimos comprobar en Página 12, gracias a documentación comercial conseguida en Brasil, que esas cuentas originadas en Panamá posibilitaron al Grupo Macri desembarcar en el vecino país para hacer fuertes negocios.


Es decir, el presidente no puede hacerse el desentendido. La sociedad offshore en Bahamas fue utilizada por el grupo SOCMA canalizar inversiones y otras operaciones financieras en Brasil. Mauricio Macri no era un "cuatro de copas" dentro del holging familiar.


-En ese sentido, disparó muchas especulaciones el hecho que los Panamá Papers se hayan publicado post elección presidencial cuando el equipo internacional de investigación estaba al tanto del involucramiento de Macri en la ruta offshore previo a los comicios del 2015.


-Son las reglas del periodismo colaborativo global. Cuando se encara un trabajo tan grande de investigación, que implica leer y cruzar miles y miles de datos, se establecen pautas comunes. Una es el embargo de información. Es decir, en este caso, el Consorcio Internacional de Periodistas había fijado desde el inicio una fecha de publicación. Y ese calendario se respetó en todos los países. Recordemos que hubo cinco Jefes de Estado involucrados en los Panamá Papers. Si el día de la publicación se hubiese fijado por las necesidades periodísticas o informativas de cada país no se hubiese llegado nunca a un consenso.


-Salgamos del mundo empresarial y el corrillo político, en la tapa de ArgenPapers figura Messi y en las páginas del libro surgen el nombre de varios jugadores. ¿Está de moda entre los managers del fútbol esconder la plata en Panamá?


-Con Santiago decimos que con los nombres de las estrellas del fútbol que aparecen en el libro podemos hacer un lindo equipo de fútbol 5 (risas). Es sabido que el deporte más popular mueve millones de dólares, que el valor de las celebrities como Messi o Ronaldo crece tanto o más que un crédito subprime. De alguna manera, el fútbol refleja la burbuja del mundo financiero: cifras espeluznantes que están a años luz de lo que se supone es el valor real de la transacción.


Para dar un ejemplo de las increíbles trasiegas offshore del fútbol es muy significativo cómo los representantes de los jugadores utilizan las fachadas societarias de equipos deportivos para desviar los dólares hacia las guaridas fiscales. En el libro está bien especificado cómo surgen nombres de primer nivel del fútbol fichados un par de semanas en clubes de Uruguay, Chile o Suiza con el objetivo de minimizar la carga tributaria de la transacción. Claro, que la estrella deportiva nunca pisa el pasto de juego. Se trata siempre de una fantasía contable para eludir impuestos.


-¿Por qué no aparecen grandes nombres de la política y los negocios de EE.UU. en los Panamá Papers?


-Cuando se trata de megafiltraciones un buen punto de partida es hacer una lectura geopolítica. ¿Qué quiero decir? Las últimas dos grandes filtraciones: Wikileaks y Snowden. Podemos pensar que el caso de los Wikileaks sacudió o perjudicó a Estados Unidos ya que dejaba al descubierto cómo operan sus embajadas alrededor del mundo. Siguiendo la misma línea, podríamos decir que la filtración de Snowden sobre el espionaje conducido por la Agencia de Seguridad Nacional norteamericana también afectaba a Estados Unidos al desnudar sus prácticas ilegales de espionaje.


Con esa perspectiva geopolítica, que alguno podría calificar de naive, los Panamá Papers apuntaron sus cañones hacia los gobiernos de Rusia y China. Sin grandes políticos y empresarios estadounidenses en las bases de datos de Mossack Fonseca, los principales personajes elegidos por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación eran los amigos de Putin y los funcionarios chinos.


En ArgenPapers evaluamos y discutimos esas posibilidades pero con el pasar de los meses desarrollamos una hipótesis argentinocéntrica. Arriesgamos que quienes estuvieron detrás de la megafiltración fueron los fondos buitre en el marco de la disputa legal y económica con el gobierno argentino. Un dato relevante pero que no suele mencionarse sobre los Panamá Papers es que Néstor Kirchner y Cristina Fernández fueron el punto de partida, la carnada, para el proyecto.


La primera muestra de los archivos que darían origen a la filtración más grande de la historia estaban vinculados con una causa judicial iniciada en Nevada por los fondos buitre para conocer datos que la oficina de Mossack Fonseca en ese estado norteamericano pudiera tener sobre las operaciones offshore del empresario de la construcción Lázaro Báez. Finalmente, los Kirchner no aparecieron en los Panamá Papers pero fueron la punta de lanza para la investigación global.


-¿El actual momento de la economía global, con el supuesto proteccionismo de Donald Trump en ciernes, incrementará la gravitación del mundo offshore?


-Es muy difícil establecer una respuesta tajante. Me gustaría establecer otra línea de tiempo para contestar esa pregunta. Yo creo que en los últimos años, en las últimas décadas, el peso de las guaridas fiscales va in crescendo en la economía internacional. ¿Por qué? Porque los dueños del mundo necesitan evadir impuestos para maximizar ganancias. Nadie paga algo si puede evitarlo. Lamentablemente, por ejemplo, los actuales gobiernos de la región demuestran poco voluntad política de evitar esa práctica elusiva. Y la disputa contra el mundo offshore sólo se puede ganar desde la política.


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Seguinos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • YouTube Social  Icon

FUNDACIÓN SES | PROGRAMA DE INTEGRACIÓN REGIONAL Y FINANCIAMIENTO PARA EL DESARROLLO

Coordinador: adrianfalco@fundses.org.ar

San Martín 575 6 A | Ciudad Autónoma de Buenos Aires (1004) | República Argentina 

+54 11 5368- 8370/8371/8372