Solemos mencionar en la región a Holanda por su exquisito fútbol, sus bellos tulipanes o, desde Argentina, por el vínculo sanguíneo de su Casa Real con el nuestro país. En general, la nación europea es percibida en el imaginario social latinoamericano como una economía moderna, pulcra y pujante. Sin embargo, Susana Ruiz, Coordinadora del área de justicia fiscal de Oxfam Internacional, advierte que Ámsterdam es uno de los principales paraísos fiscales de la eurozona porque cuenta con una política de desregulación fiscal tan agresiva como Suiza o Luxemburgo, países que sí suelen ser señalados en la prensa internacional como zonas offshore.

 

SES América Latina pudo dialogar con Susana Ruiz, una de las principales especialistas sobre el tópico de la elusión fiscal en Europa, durante un encuentro de periodistas y especialistas que se desarrolló a mediados de mayo en Lima, con el auspicio de la red Latindadd y el colectivo de investigación peruano Convoca, para debatir las implicancias del caso Odebretch el Cono Sur.

 

-Holanda suele ser considerada en el imaginario social como una plaza económica moderna y pulcra. Sin embargo, Oxfam viene alertando sobre la importante contribución de Ámsterdam en las redes globales de elusión fiscal. ¿Por qué?

 

-Nosotros vemos que Holanda es uno de los paraísos fiscales más agresivos en todo lo que tiene que ver con la tributación empresarial porque cuenta con unos marcos jurídicos muy permisivos para las grandes empresas en términos de elusión fiscal. En concreto, las multinacionales suelen utilizar a la jurisdicción holandesa como un canal de la inversión de llegada hacia otros países porque de esa manera logran desfiscalizar sus operaciones económicas, lo que termina repercutiendo en la recaudación impositiva de los Estados involucrados.

 

De esa manera, gracias a su política pública de bajos gravámenes y a sus convenios internacionales de doble imposición, Ámsterdam viene creciendo como una plaza receptiva para los intereses de las corporaciones. En pocas palabras, las grandes empresas, desarrollen o no su actividad en los Países Bajos, elijen asentarse jurídica y contablemente en el país europeo para reducir sus contribuciones impositivas.

 

-¿La Unión Europea, sus instituciones, está debatiendo cómo evitar que tanto Holanda, u otras jurisdicciones opacas como Suiza o Luxemburgo, sigan creciendo como paraísos fiscales o jurisdicciones opacas?

 

-El caso holandés va más allá de la problemática de las jurisdicciones opacas. Porque lo que está en tela de juicio no pasa por la transparencia o el intercambio de información ligado al sistema tributario de Holanda, si no que el problema radica en que el país europeo está utilizando prácticas de competencia fiscal muy agresivas para convertirse prácticamente en un espacio de tributación cero.

 

Repito, cuentan con incentivos fiscales como las patent box (un programa que busca fomentar la innovación y el desarrollo) que permite a las empresas pagar entre un cero (0) y un uno (1) por ciento por rentas y utilidades.

 

-Entonces, ¿El armazón jurídico montado en Holanda para facilitar la evasión fiscal es totalmente legal?

 

-Claro, lo que es aún más lesivo para las arcas públicas porque genera una competencia desleal con otros países. Una investigación europea advirtió recientemente sobre cómo las multinacionales mineras utilizan la herramienta de las patent box que les facilita Holanda para recuperar las pérdidas que les puede generar un mal desempeño económico en un país en desarrollo.

 

Además, el propio ministerio de Hacienda en Holanda calcula que se ha multiplicado por tres la utilización de las patent box en los últimos años, lo que implica una reducción en la recaudación de unos dos mil millones de euros para el propio Estado holandés, y que esa tendencia además no ha fomentado una real innovación de la economía local. En definitiva, se trata de un artificio legal que desfiscaliza las operaciones económicas de los grandes actores de la eurozona.

 

-Por último, ¿Cómo impacta la asunción de Trump o el propio aislacionismo europeo en la problemática de la elusión fiscal?

 

-Creo que esos hechos, de un impacto fuerte en la geopolítica global, ya son parte del núcleo central del debate europeo sobre justicia fiscal. En concreto, con Trump o los nuevos populismos se trastoca la discusión sobre cuál debe ser la presión fiscal ejercida hacia las utilidades de las grandes compañías. A contrario de lo que se piensa, la nueva coyuntura global está empujando a los Estados a ser más amigables con el business para atraer más inversiones privadas.

 

¿Por qué? Porque el propio gobierno estadounidense está dando señales de reducir sus políticas de gravámenes hacia las multinacionales. Si Washington lo hace, eso va a precipitar una guerra hacia la baja entre los Estados para licuar sus herramientas tributarias. Y los que no pagan unos, los terminemos pagando los demás.

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

?Quién paga la crisis del Covid-19¿

June 3, 2020

1/8
Please reload

Entradas recientes

April 16, 2020

Please reload

Archivo
Please reload

Seguinos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • YouTube Social  Icon